martes, 7 de junio de 2011

Informando... --->TL? (7)

Que yo estoy de vacaciones... Al fin! Y sí, ahora el tiempo esta de sobra. Pero ni tanto la verdad, porque entre a un curso de verano para adelantar una materia (aquí habla la nerd en persona n.n jajaja).
Como sea, ahora les muestro un mini-cuento de lo mismo que el poema pasado. Es de lo que entendi leyendo otro texto acerca de un padre que esta muy triste por haber cometido una injusticia...

Tumblr_lm5irg80bi1qgcnpjo1_500_large

Silencio y soledad


El silencio seguía en la casa. Era el huésped habitual en aquel hogar. Un hombre era el que pagaba por los simples prejuicios que a su hijo llego a tener. El tuvo la culpa y se llego a atormentar sin piedad.


Nada le sacaba de la cabeza que él debía sufrir, sí, sufrir como un perro. Debía acabar con su felicidad… De cualquier forma posible.


Trabajo. El peor de ellos debían cargar sus hombros, quizás de esa manera pudiera pagar por alguna de las tantas maldades cometidas. ¿Y la soledad? Otra compañera en este viaje sin retorno.

El silencio persistía y la soledad ya era su amiga.


Una solución para ese problema era lo que faltaba encontrar. No había nada. Todas se esfumaron. El hijo no regresaría, y eso el hombre, lo sabia complemente.


Y trabajando en el campo ese hombre estaba pensativo. Quería hallar la solución. Quizás lo más correcto era el pedir perdón. El cometer equivocaciones era algo demasiado normal, pero eso no fue un solo error ¿o sí?


Bastaría con retroceder el tiempo para ver, pues el problema se hallaba a la vuelta de la esquina atormentando a cualquier ser viviente que se atrevía siquiera a mirarlo.


¡Te sacara los ojos, no lo mires! Olvídalo en el rincón si es posible y sufre por él… Atorméntate a ti mismo.


Y así el silencio persistió y la soledad se unió a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El universo se expande con las palabras... Si gustas, deja unas por aquí. Yo realmente lo apreciaría. Gracias.

LO POPULAR

BAÚL