sábado, 7 de enero de 2012

Everything happens for a reason



Un pensamiento cruza mi mente. Hay una presencia muy cerca. Los pasos son ligeros y firmes, para nada inseguros.
En un abrir y cerrar de ojos la distancia se consume y ahora esta a mi lado.
¿Qué haces aquí tan sola? —Susurra la figura humana que me acompaña.
Reflexiono —Respondo con melancolía.
— ¿Que cosa? —Menciona con timidez. A continuación se tira en el sofá, a centímetros de donde se encuentran mis caderas.
Puedo sentir la calidez de su cuerpo casi tocando el mío. Quiere tomar mis manos, lo se, pero no acontece ese acto y entonces agrego apartándome un poco —El dolor que sientire cuando dejemos de ver todo estoMenciono señalando hacia la ventana Aunque poco a poco voy olvidando lo que fue alguna vez mi existencia en este mundo de brillantes colores.
—Quizás sea cierta la frase de que todo sucede por alguna razón ¿No crees?
No comprendo su respuesta.
Pero el tiempo pasa lento, y mi cuerpo reclamara su presencia.
El cuerpo no es el testigo, sino la mente. Recuérdalo siempre.
Lentamente estoy completando el proceso. Hoy por fin he olvidado lo que es el calor, la naturaleza de los arboles, el hundir mis pies entre la tierra mojada y el canto de las aves.
¿Que paso?
La guerra contra la Tierra me arrebato todo lo perfecto que tenia en mis manos. Yo quiero pensar que todo lo que paso fue un bien. De que no había otra solución, de que el tiempo estaba medido, de que ese era el ultimo respiro. Las ultimas horas que pasaría en la Tierra.
Ahora me encuentro en este sofá anhelando el tiempo que se resbala entre mis dedos. Sujeto a la figura humana y decido abrazarla. 
Èl hace lo mismo. 
Es el tiempo justo para dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El universo se expande con las palabras... Si gustas, deja unas por aquí. Yo realmente lo apreciaría. Gracias.

LO POPULAR

BAÚL