sábado, 25 de enero de 2014

Tener una cabeza de dinosaurio no es raro.


Divertida y diferente, ser normal no es lo que soy. Y ya lo repito:
Lo mejor es innovar, no solo parlotear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El universo se expande con las palabras... Si gustas, deja unas por aquí. Yo realmente lo apreciaría. Gracias.

LO POPULAR

BAÚL