sábado, 5 de marzo de 2016

Las apuestas no dejan nada bueno [VIII]

#Ernesto


Lo hará. Lo sé y no la culpo. Ese es mi castigo; todo por gastar mis ahorros.

Cuando han pasado quince minutos, tengo claro que ella no regresará sola.

Un guardia es todo lo que necesito junto a una cara de pocos amigos y con sabor a victoria. Ese es el final perfecto y no lo niego.

Gracias a esto, quizá mañana los encabezados más importantes del país se tomen un poco de su tiempo y hablen de mí. Y sin importarme un mínimo las palabras empleadas, quiero que digan que el uso de los juegos de azar te pueden llevar por el camino del mal y esas simplezas. No importa que mi nombre termine por ser sinónimo de hombre desempleado, del que toma pésimas decisiones o que no tiene futuro alguno.

La verdad te hará libre, ¿qué no?


Continuara...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El universo se expande con las palabras... Si gustas, deja unas por aquí. Yo realmente lo apreciaría. Gracias.

LO POPULAR

BAÚL