martes, 20 de septiembre de 2016

Una razón más para odiar a Matteo [XXIV]

#Ernesto

El señor de los boletos ha accionado la alarma de emergencia y como acto reflejo, el conductor ha decidido parar el tren.

No sé qué tan bueno sea todo esto. Primero, porque puedo darme a la tarea de saltar sin el temor de quedar aplastado entre las vías. Segundo, porque el tiempo se está convirtiendo en mi peor enemigo y tercero, porque no sé qué es mejor: empujar al señor de los boletos o a la chica para abrirme camino entre los pasajeros (cosa que no suena tan mal, pero eso de agregar agresión física a mi reporte policial, no es ni por poco el sueño dorado).

Matteo tiene una gran deuda conmigo. Si tan solo no hubiera respondido el teléfono, si tan solo hubiera seguido dormido, nada de esto me estuviera sucediendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El universo se expande con las palabras... Si gustas, deja unas por aquí. Yo realmente lo apreciaría. Gracias.

LO POPULAR

BAÚL